Utkka 2: la venganza

Hará una semana borré el blog anterior y por espabilada me quedé sin mi antiguo dominio, que me gustaba bastante. Ahora tengo que usar este sucedáneo indigno con un 2 detrás, recordándome que las segundas partes nunca fueron buenas y hay que vivir con ello... Al menos, hasta que se me ocurra un nuevo juego de palabras.


Curiosamente, me siento bien después de haber incinerado el viejo blog, como si me hubiera quitado un lastre muy (muy) pesado de encima. Igual es que fue allí donde escribí tropecientos borradores sobre cosas que nunca eran culpa mía y mi roña interna me estaba generando un poco de escozor. También puede ser que empiezo a remontar el bajón del fin de semana pasado, que en el fondo tuvo la culpa de todo lo malo que haya pasado en el mundo en estos últimos días. Quién sabe.

En cualquier caso, he aprendido una valiosa lección con todo esto: tomar decisiones definitivas cuando uno está en el pozo es tan buena idea como mandar mensajes por el móvil cuando estás moñao. Ya no se puede decir que la muerte de utkka.blogspot.com.es fuera en vano. Lo que me lleva a preguntarme... ¿cómo se le hace un funeral a un blog?

En fin, seguramente no debería publicar esta entrada, pero se fue escribiendo sola y me reconozco al leerla, con mi mediocridad y mi humor pasivo-agresivo. Llevo una temporada que me parece que hasta el espejo se refleja en mí, así que me voy a dar el capricho de colgarla.

¡Nos leemos!

4 comentarios:

  1. Tienes razón en lo de que mejor no tomar decisiones importantes cuando no se está bien :,) Pero si te sientes mejor borrando cosas antiguas, no se hable más. Que el pasado deje sitio al presente :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso las cosas demasiado y me cuesta tomar decisiones. En cualquier otro momento creo que no lo habría borrado, sin embargo, no me arrepiento en absoluto de haberlo hecho. Eso sí, me podría haber salido el tiro por la culata perfectamente xD

      Eliminar